Menú

LA LIBRE IMPROVISACIÓN MUSICAL: Josep Lluís Galiana (2024)

Texto: Joan Carles Abelenda

@jazzc.jc

 

JOSEP LLUÍS GALIANA

La libre improvisación musical.

Fuente inagotable de inteligencia emocional.

Prólogo de Bartolomé Ferrando

Editorial: Edicto Oralia, 2024.

Interesantísimo libro recién publicado por la editorial Edicto Oralia de Valencia sobre el siempre atractivo mundo de la libre improvisación. Una disciplina de la cual se ha escrito de manera asidua y en donde constan algunas obras de referencia absoluta, tanto para músicos como aficionados. Lo interesante de esta nueva publicación es que está pensada, concepcionada y escrita por Josep Lluís Galiana, músico improvisador, compositor, escritor y profesor de diversas disciplinas relacionadas con la música, la improvisación, la electroacústica o el arte sonoro. Lo que hace atrayente el libro es la propia experiencia musical de Galiana (tanto teórica como práctica), que nos va a permitir adentrarnos en el apasionante mundo de la libre improvisación así como de sus áreas afines.

El autor aglutina en el “corpus” principal cuatro artículos publicados en diversos libros y revistas especializadas a lo largo de los últimos años, en los que Galiana aborda diversos aspectos para entender la libre improvisación. Entre algunos de ellos incluso traza un perfil histórico de los antecedentes de la improvisación musical en España comenzando por la aportaciones procedentes del Quijote de Miguel de Cervantes y las influencias italianas, pasando por la improvisación tradicional, que se basaba en diversos conceptos como fueron la tocata, la fuga, el passacaglia, los temas o las variaciones, hasta la desaparición de la improvisación en la música clásica europea, finalizando con apuntes sobre las vanguardias historicistas, el jazz y la electroacústica.

Galiana señala de forma clara en sus reflexiones que la “improvisación no se enseña”, reafirmando que “se aprende improvisando y pensando en improvisar” y así mismo aseverando que para la libre improvisación no hay un producto u objeto que marque el desarrollo de la misma, es decir, no hay estructura o partitura a la que aferrarse. Son los propios músicos los que ostentan un proceso creativo en donde el “flujo” de ideas, motivos, sonidos u otros elementos funcionan por si mismos. Galiana llega a afirmar que los músicos que practican la improvisación libre entran en lo que él define como un “estado de flujo”, es decir, “un estado que representa el grado superior de control de las emociones al servicio del rendimiento, el aprendizaje y la creatividad”. Para Josep Lluís Galiana, la libre improvisación es una manera de hacer música esencialmente colectiva, en donde la relación más importante para el desarrollo de esa improvisación es la interacción entre los propios músicos. Ello dará como resultado una música de participación, una relación colaborativa en donde el fin mismo es la conjunción de ideas, sonidos y, principalmente, de lenguajes.

El autor del libro, asimismo, presta una especial atención a la relación que hay entre sonido y silencio, muy principalmente al proceso de escucha que se lleva a cabo. La relación de todos estos elementos tiene una importante correspondencia con los diversos instrumentos que se utilizan para llevar a cabo la libre improvisación. En estas ideas y reflexiones es importante tener en cuenta las opiniones del propio Galiana por su condición de músico, compositor y libre improvisador. En relación al sonido, el autor presta una especial atención a los instrumentos utilizados por los músicos para el fin mismo de la obtención de ese sonido, para ello tiene en cuenta referencias de intérpretes de la importancia y de la calidad de Derek Bailey, Evan Parker o el mismísimo Don Cherry. Esas referencias van a permitir a Galiana relacionar el sonido que se obtiene con el instrumentos o instrumentos empleados. Junto con el sonido, Galiana también tiene en cuenta al elemento contrario del mismo, es decir, el silencio, un componente que siempre se ha tenido en cuenta dentro de la libre improvisación. El silencio -la ausencia de sonido- y su antítesis, es decir, el ruido, elementos relacionados con muchos aspectos vitales en donde cohabitan ambos conceptos, el espacio en donde son desarrollados.

El libro, en la parte final del mismo, incluye once escritos adicionales para abundar en las ideas del autor y de los cuatro artículos que vertebran el trabajo: Son artículos de prensa, prólogos y reseñas de libros así como notas de discos que desarrollan cuestiones que giran en torno a la libe improvisación musical y de planteamientos relacionados con fuertes conexiones como la escucha, el sonido y el silencio, y de alguna manera suponen un añadido de información que aficionado sabrá apreciar.

En definitiva, un libro altamente interesante que los aficionados deberán de tener en cuenta debido, principalmente, a que en castellano no hay excesivas obras que traten el tema de la libre improvisación y que, a buen seguro, servirá de guía y referencia.

¡Comparte tus comentarios!

Deja un comentario